Excursiones de un día desde Dubái

Dubái es una ciudad maravillosa y hay muchas cosas que hacer y que ver, pero vale la pena transcurrir un día en una excursión a los alrededores.

Dubái es sin duda una ciudad maravillosa, llena de cosas que hacer y ver: desde rascacielos futuristas a espléndidas playas, desde construcciones casi inverosímiles hasta los tradicionales mercados árabes.

Hay tantas cosas que hacer y ver que el tiempo parece no ser nunca suficiente, teniendo en cuenta también la considerable extensión de la ciudad. Pero para pasar un día diferente no hay nada mejor que salir de excursión para descubrir los alrededores de Dubái.

Hay numerosas agencias de turismo en la ciudad, aunque no son tan fáciles de detectar: algunas se encuentran en el interior de los centros comerciales, pero muchos turistas tienen la oportunidad de reservar las excursiones directamente en la recepción del hotel: casi todos los hoteles de Dubái cuentan de hecho con un mostrador de excursiones, con la comodidad de ni siquiera tener que salir para programar un día de vacaciones diferente.

Es posible participar en diversas excursiones, algunas sólo de unas pocas horas y otras de hasta 2 o 3 días, con la estancia incluida.

Paseos turísticos por Dubái

Las excursiones más fáciles de encontrar, y al mismo tiempo las menos costosas, son simples paseos turísticos por Dubái con un guía. Por lo general, una excursión de este tipo comienza por la mañana temprano, os recogerán en el hotel y os llevarán en un cómodo autobús con aire acondicionado: podréis visitar todos los lugares más bellos de Dubái en poco tiempo.

Una excursión de este tipo resulta muy cómoda cuando no se dispone de mucho tiempo, o cuando se prefiere confiar en expertos guías turísticos capaces de explicar la vida, muerte y milagros de los monumentos y edificios de la ciudad.

La otra cara de la moneda es que a menudo las excursiones de este tipo duran demasiado poco, las paradas se reducen a unos pocos minutos, a veces sólo el tiempo justo para sacar una foto, y se puede tener la sensación de haber desperdiciado el día.

Sin tener en cuenta entre otras cosas que una excursión a Dubái en Dubái podría ser una contradicción: es facilísimo moverse por la ciudad de forma independiente y a menudo haciéndolo por sí mismo se tiene la posibilidad de elegir qué es lo que realmente se quiere ver y cuánto tiempo quedarse en una atracción.

Una de las ventajas de una visita guiada de Dubái es que a menudo incluye servicios adicionales tales como por ejemplo una travesía por el Creek a bordo de un Dhow, una embarcación tradicional de la zona. Hay cruceros por el Creek más completos, que duran alrededor de dos horas, y también ofrecen una bebida de bienvenida y un buffet internacional con bebidas, o un té con dulces típicos árabes. A menudo estos cruceros salen al atardecer, para disfrutar de una magnífica vista de los edificios modernos de la zona.

Entradas

Excursión a Abu Dabi

Una excursión a Abu Dabi es una manera genial de visitar la capital de los Emiratos Árabes Unidos sin salir de Dubái. Las dos ciudades están a menos de dos horas de autopista entre sí y tan pronto como se llega a Abu Dabi la primera parada es la Sheikh Zayed Mosque, una de las mezquitas más bellas de todo el mundo islámico, blanquísima y enorme, con mármoles, estucos, magníficas alfombras y decoraciones.

La Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dabi

Continuando se llega a la Corniche el paseo marítimo de la ciudad flanqueado por rascacielos futuristas, para llegar al Heritage Village, un museo al aire libre que muestra cómo era la vida en este lugar antes del descubrimiento del petróleo.

Un parada relajante en el Marina Mall, uno de los centros comerciales más importantes de Abu Dabi y, luego hacia el Ferrari World, un parque temático inspirado en el Cavallino de Maranello. Atención al hecho de que las excursiones más baratas no incluyen la entrada al parque, sino solamente una parada para sacar fotos.

Excursión en helicóptero de Dubái

Una perspectiva inusual pero maravillosa para ver Dubái es desde las alturas a bordo de un helicóptero. Una excursión de este tipo es bastante cara pero los que pueden permitírselo se quedarán extasiados: normalmente el recorrido sale desde el Creek y bordea la costa hasta llegar al Burj Al Arab, Palm Jumeirah y Dubai Marina.

A la vuelta se bordea la Sheikh Zayed Road para tener una perspectiva fabulosa del Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo, hasta regresar a la base. Se puede reservar una excursión en helicóptero por Dubái totalmente privada o unirse a una excursión de grupo, en este caso el ahorro está garantizado.

Safari en el desierto

Un safari por el desierto en Dubái es una experiencia que no hay que perderse, una de las más interesantes y emocionantes para hacer en la ciudad. La venden prácticamente todas las agencias de turismo de la zona: si no sabéis cómo hacer o dónde encontrarlas preguntad en la recepción de vuestro hotel, estarán encantados de ayudaros o incluso os la pueden organizar ellos directamente.

Es una de la excursiones que más que cualquier otra añadirá a vuestras vacaciones en Dubái ese toque de aventura que nunca viene mal.

Hay varios tipos de safari por el desierto en Dubái, pero todos ellos tienen algo en común: en primer lugar os recogerán directamente en vuestro hotel y allí os acompañarán de nuevo. Independientemente del número de participantes viajaréis en cómodos todoterrenos blancos con aire acondicionado y a menudo también os proporcionarán agua; es fácil ver con frecuencia por Dubái caravanas de 4-5 todoterrenos blancos, ahora ya sabéis el por qué.

Entradas

Dune Bashing

Viajaréis durante unos diez minutos hacia el interior del territorio de los Emiratos Árabes, dejando atrás la centelleante Dubái, para llegar en pleno desierto. A un cierto punto el piloto abandonará la carretera asfaltada y se arrimará a la arena: aquí habrá una breve parada técnica, necesaria para desinflar los neumáticos del todoterreno.

Sí, porque para el que no lo haya entendido todavía el safari por el desierto en Dubái consiste en correr a toda velocidad con el coche en medio de las dunas, subiendo y bajando. Es una experiencia divertidísima y alocada, los todoterrenos desafían la fuerza de la gravedad subiendo y bajando por las dunas que alcanzan pendientes inimaginables.

No es necesario decir que no se recomienda para aquellos que se marean en el coche, pero de verdad que es un día que regalará emociones fuertísimas a todos. No tengáis miedo, los conductores son muy expertos y realizan a diario estas maniobras de verdaderos especialistas de cine con gran maestría y seguridad.

Atardecer en el desierto de Dubái

Al final de la excursión en jeep, que en la ciudad todos conocen con su nombre Inglés dune bashing, el safari por el desierto en Dubái obviamente no ha terminado: una parada romántica después de los escalofríos espera a todos los participantes del tour.

Es la puesta de sol en el desierto, os llevarán a la duna más alta de la zona y veréis al sol colorear de naranja la arena con preciosos matices de colores, otra experiencia maravillosa que añadir a todo el resto.

Campamento de tiendas

Pero tal vez lo mejor esté por llegar. Después de la puesta de sol os llevarán a un verdadero campamento beduino, por supuesto reconstruido puramente para el consumo y uso de los turistas, pero sin duda algo diferente e inusual, donde os servirán la cena a base de platos típicos árabes, podréis asistir a espectáculos de danza del vientre y música clásica y podréis experimentar el arte del tatuaje de henna o haceros algunas fotos vestidos de árabes o beduinos.

En el campamento se dispone de mucho tiempo, hay la oportunidad de relajarse sobre cómodas alfombras bebiendo un té o de admirar las estrellas que en medio del desierto son realmente luminosas.

Al final de la cena os acompañarán de vuelta al hotel, y el regreso a la civilización tendrá lugar admirando las luces de Dubái desde lo lejos, que poco a poco se volverán más cercanas hasta vuestro regreso al hotel.

Variaciones

Algunas variantes del clásico safari por el desierto en Dubái incluyen el safari de día y por lo tanto nada de puesta de sol y campamento, una opción más barata o para los que no tienen mucho tiempo, o si no la posibilidad de hacer sand ski, que consiste en ponerse una tabla de snowboard en los pies y bajar por las dunas, e incluso la oportunidad de dormir en el campamento, para tener una experiencia de las mil y una noches que nunca olvidaréis.

Deportes de agua

Se puede pasar un día realmente diferente en Dubái divirtiéndose con los deportes de agua. Están muy de moda las motos acuáticas, especialmente en el área de Dubai Marina, pero en los últimos años se está imponiendo el Flyboard, una disciplina realmente adrenalínica en la que se tiene la sensación de volar literalmente sobre el agua.

Otras posibilidades de excursiones en Dubái dedicadas a los deportes acuáticos implican la pesca de altura, un día lleno de diversión que atrae a turistas provenientes de todo el mundo, que se podrán enfrentar a las aguas del Golfo Pérsico para pescar peces de todas las formas y tamaños.

Excursión a Omán

La excursión quizás más interesante para hacer en Dubái es la de descubrir el Sultanato de Omán. El país hace frontera con los Emiratos Árabes Unidos y uno de los lugares más bellos es la península de Musandam, situada a pocas horas de coche de Dubái. Aquí se encuentran algunos fiordos maravillosos, y se ofrece la oportunidad de navegarlos a bordo de una embarcación típica, con numerosas paradas para darse refrescantes baños y sacar fotos espectaculares.

Aunque no es sencillo, existe incluso la posibilidad de avistar delfines. Una excursión como ésta se puede extender algunos días, convirtiéndose de esta forma en un verdadero mini-viaje a Omán, pasando también por su capital Muscat antes de regresar a Dubái, por lo general después de dos o tres días.

Más información

Abu Dabi

Abu Dabi

Guía turística de Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, una de las ciudades más ricas de todo el Oriente Medio.